"Conoce los beneficios de nuestra avena sin gluten"

La avena es uno de los cereales más completos ya que cuenta con hidratos de carbono, minerales, oligoelementos, proteínas de alto valor biológico (por 6 de los 8 aminoácidos esenciales), hierro, fósforo y vitaminas y minerales como las vitaminas B1, B2 y E. Posee también minerales como magnesio, zinc, calcio y hierro.

¿Qué beneficios tiene?

La avena posee múltiples beneficios veamos los más importantes:

Estabiliza niveles de azúcar en la sangre: la avena contiene hidratos de carbono de absorción lenta lo que hace que la glucosa de la sangre no aumente tan bruscamente.

Protege al corazón y el cerebro:

La avena posee gran cantidad de ácidos omega 3 y linoleicos que ayudan a reducir el colesterol malo (LDL) y hacer que éste no pase al intestino. De este modo, se reducen los riesgos de enfermedades cardiovasculares como la arteriosclerosis, el infarto y la hipertensión.

Favorece la digestión: 

la avena contiene fibras insolubles como solubles que suaviza la mucosa gástrica y favorecen el tránsito intestinal .También posee efectos calmantes en casos de acidez, úlceras y otros trastornos.

Ayuda a adelgazar:

  gracias a su riqueza en hidratos de carbono de absorción lenta hace que mantengamos la sensación de saciedad por más tiempo .

Cerebro y sistema nervioso:

 Gracias al magnesio y las vitaminas del grupo B, la avena favorece al sistema nervioso en caso de ansiedad, depresión, nerviosismo, insomnio.

Previene problemas de tiroides:

 al contener yodo contribuye a un mejor funcionamiento de la glándula tiroides en caso de hipotiroidismo.

Previene osteoporosis:

cuenta con buenos niveles de calcio que evitan desmineralización y favorecen una buena salud ósea.


Aumenta la libido, la fertilidad y facilita el desarrollo del feto y producción de leche durante la lactancia.

¿Cómo tomarla?

Existen múltiples formas de consumir avena, a continuación, te indicamos algunas para que disfrutes de todas sus propiedades de una forma gustosa:

Desayuno: Mezclando avena con leche, yogur o zumo de naranja.

Batido de avena:

 añade una manzana, un plátano, una pera, leche o yogur, unas cucharadas de avena a una licuadora y se mezcla bien.  Es una deliciosa bebida que puedes ingerir durante todo el día para recuperarte a modo de reconstituyente y bebida energizante.